SIGA LOS PASOS PARA CONSERVACIÓN ÓPTIMA

Para una correcta conservación de nuestros productos, le ofrecemos unos consejos. para mantener en perfectas condiciones las propiedades de nuestros quesos.

11

PASO 1:

Conservar entre 8-10º y entre 75-85% humedad

Es aconsejable conservar en un ambiente frío, siempre a menos de 15ºC y con una humedad variable entre 75-85%. Es ideal conservar en la parte baja del frigorífico, en una envase de barro o protegido la zona del corte, bien con un film de plástico o paño humedecido en agua y sal.

11

PASO 2:

Conservar los quesos de manera individual

La conservación depende cómo esté el queso empaquetado. Por eso un queso parafinado, con corteza natural, o envasado en tarrinas se conserva mejor, por el contrario un queso con pintura plástica tiene peor conservación. Igualmente si se desea conservar diferentes tipos de quesos, es conveniente separar los quesos que generan moho, estilo queso azul o cabrales, del resto de los quesos.

11

PASO 3:

El queso es un producto “vivo”

Es importante saber que el queso es un producto “vivo”, puede evolucionar con el tiempo y según el entorno, temperatura, etc, es posible que crezca moho en su capa exterior.
Esto no quiere decir que se haya deteriorado, el queso estará perfecto para consumir, simplemente con eliminar el resto de los mohos con un ligero corte, un paño húmedo o unas friegas de aceite de oliva.

11

PASO 4:

Conservar en lugar fresco e hidratado en aceite de oliva

En fresquera ó bodega, dando volteo y friegas con aceite de oliva cada 30 días, para controlar los mohos, (podemos curarlo a nuestro gusto siempre que sea con corteza natural).